Nuestras uvas

Home » Nuestras uvas

nieve

TEMPRANILLO

Representa el 70% de la superficie del viñedo riojano. Es la variedad más representativa de España y prueba de ello es la cantidad de nombres que existen para esta variedad a lo largo de la península ibérica: Cencibel (La Mancha), Ull de Llebre (Cataluña), Tinto Fino (Ribera del Duero), Tinta de Toro (Toro). Es base de nuestros tintos y apreciamos sobre todo su excelente adaptación al medio y su capacidad de envejecer y mejorar con la crianza en barrica. De tanino y acidez moderadas, los vinos se distinguen por su viveza y su elegancia, especialmente en un clima moderado por el Atlántico, como es La Rioja.

GARNACHA

La variedad tinta más plantada del mundo. Es de origen español y desde nuestro país se extendió por el Mediterráneo. Necesita condiciones excepcionales de sol y calor en época de maduración para ofrecer todo su potencial. Por ese motivo abunda en La Rioja Baja. Sin embargo, encuentra esas mismas condiciones en Uruñuela. Por ese motivo, elaboramos algunos vinos monovarietales de Garnacha que lucen toda la fruta y la concentración que esta variedad es capaz de ofrecer.

MAZUELO

También conocida como Cariñena. Forma parte, junto con la variedad Graciano, de los vinos clásicos de La Rioja. En la mezcla aporta tanino y acidez, indispensables en los vinos con vocación de envejecimiento. Se dice: “Una pequeña proporción de esta variedad combinada con la Tempranillo da un vino de mezcla ideal”.

GRACIANO

Componente clásico de las mezclas de Rioja, en las que aporta interesantes aromas y estructura. Actualmente sus plantaciones están comenzando a aumentar poco a poco. Los vinos que se hacen con ella son muy apreciados, de color intenso y acidez elevada. Ayuda a aumentar el potencial de envejecimiento de nuestros vinos.

VIURA

Es la uva blanca riojana por excelencia y la que cultivamos de manera predominante en nuestros viñedos. Da lugar a vinos tranquilos, vibrantes, con aromas florales y frutales. También se la conoce como Macabeo, sobre todo en Cataluña, donde forma parte de la trilogía tradicional del cava.

TEMPRANILLO BLANCO

En 1988, en Rioja se produjo una mutación genética natural en una antigua cepa de Tempranillo Tinto: uno de sus sarmientos portaba uvas blancas. Esto provocó la creación de una nueva variedad que no existe en ningún otro lugar del mundo, y que solo recientemente ha sido autorizada en Rioja: Tempranillo Blanco.

Como creemos en las uvas autóctonas, la plantación de nuevos viñedos con Tempranillo Blanco fue una decisión muy natural.

Descubrimos que el Tempranillo Blanco combina muy bien con la Viura. Con un porcentaje de Tempranillo Blanco, el coupage entre ambas variedades gana en complejidad aromática, acidez, profundidad y persistencia, dándole al vino la estructura suficiente para acompañar una gran variedad de platos, sin perder su carácter refrescante.

Scroll to top