La Rioja. Una tierra privilegiada

Home » La Rioja. Una tierra privilegiada

Invierno-25

Estamos situados en un entorno único. Elaborar vinos en la Denominación de Origen Calificada Rioja supone un compromiso de calidad y un gran respeto por años de tradición y prestigio. La Rioja es un estandarte de la cultura gastronómica española y trabajamos para que siga siendo así.

La Rioja es una tierra única para la elaboración de vinos.

Pocas zonas vitivinícolas disfrutan de la situación geográfica de La Rioja. Situada en la parte alta del río Ebro, disfruta del clima benigno del norte de España, con abundancia de horas de sol, suficiente agua de lluvia y una diversidad de climas y suelos que nos permiten elaborar vinos diversos, complejos y siempre fieles a nuestra tierra.

plano_clima_urunuela

La Rioja se divide en tres zonas principales:

Rioja Alavesa

Al noroeste de la región. Forma parte del País Vasco y en ella predomina el clima atlántico.
En esta zona los viñedos están plantados hasta una altitud de 800m sobre el nivel del mar. El viñedo suele estar dividido en pequeñas parcelas y está plantado en terrazas o pendientes sobre suelos calcáreos. Sus vinos son finos y elegantes.

Rioja Alta

Al oeste de Logroño, en la ribera norte del río Ebro. Los viñedos están situados entre los 500 y los 800 metros. Los suelos suelen estar formados por una mezcla de arcilla y caliza con un importante contenido en hierro en algunas zonas. Comparte con la Rioja Alavesa una clara influencia atlántica. Es el corazón de La Rioja y aquí nacieron sus bodegas históricas. También aquí es donde se encuentra Uruñuela, sede de Bodegas Patrocinio.

Rioja Baja

Al este de Logroño, sus viñedos sobre todo a lo largo de la orilla sur del Ebro.
El clima se vuelve más extremo y las precipitaciones descienden notablemente. Predomina la Garnacha y el Graciano, que puede madurar completamente en esta zona y añadir sabores de frutas negras, tanino y acidez al Tempranillo.

mapa

Haciendo Historia…

1102. Poco antes de que las Cruzadas ocuparan Trípoli, el rey Sancho de Navarra ya reconocía de manera legal los vinos de Rioja.

1650. Es muy probable que Diego Velázquez bebiera vinos de Rioja mientras completaba Las Meninas. En ese año, se firmó un documento que aún se conserva, protegiendo y garantizando la calidad de los vinos de Rioja. Un siglo antes ya no se permitía la utilización de uva procedente de otras regiones en la elaboración de vinos de Rioja y el transporte debía realizarse en botas marcadas con un sello de identificación.

1787. Mientras se gestaba la Revolución Francesa se creaba en La Rioja la Real Junta de Cosecheros de Rioja, una asociación sumamente profesional para la época, que ya se ocupaba de promover la investigación, mejorar las prácticas en los viñedos y facilitar el comercio.

1850. Charles Darwin publicaba el origen de las Especies y David Copperfield veía la luz mientras la Filoxera avanzaba silenciosa por Europa, asolando el viñedo francés y abriendo camino a los vinos de Rioja. En esos años se establece una importante red de ferrocarriles que empuja la comercialización de vinos y Rioja se especializa en la elaboración de vinos de crianza siguiendo el modelo bordelés. Un modelo que perdura a día de hoy y que es el más característico de los vinos de Rioja.

1925. Los locos años 20 fueron testigo de una orden real que decretaba la creación de un consejo regulador, que vio la luz en año 1953. Desde entonces, los vinos de Rioja están protegidos como Denominación de Origen.

1991.En este año, la Rioja pasa a ser la única “Denominación de Origen Calificada” de España, calificación que supone regulaciones más estrictas y un mayor nivel de exigencia en los vinos de la zona.

Denominación de Origen Calificada

La Unión Europea reconoce las características únicas de ciertos productos, íntimamente ligados a la tierra de la que proceden. Estos productos se reconocen bajo la protección de una “Denominación de Origen Protegida”, que garantiza la calidad y el origen de dichos productos.
Los vinos de La Rioja están reconocidos como DOP y en nuestro país se les reserva una sub-clasificación específica, llamada: Denominación de Origen Calificada, reservada para vinos que cumplen determinados requisitos.
logo_doc_r

¿Y cómo son los vinos de Rioja?

En la Denominación de Origen Calificada Rioja los vinos tintos representan más del 75% de la producción. El resto son vinos blancos y rosados, que van cobrando cada vez mayor importancia.

Se calcula que en La Rioja hay aproximadamente 1,3 millones de barricas, el mayor parque de barricas del mundo. El roble marca indiscutiblemente el carácter de nuestros vinos, que se clasifican en función del tiempo que han pasado en barrica. Dependiendo de su clasificación, el vino tendrá sabores y aromas muy distintos.

Joven

Esta categoría garantiza el origen y añada del vino. Suelen ser vinos en su primer o segundo año, que conservan sus aromas frescos y afrutados. Esta categoría también puede comprender otros vinos que no encajan en las categorías de Crianza, Reserva o Gran Reserva, aunque hubiesen sido sometidos a procesos de envejecimiento, por no corresponderse exactamente por los que marca el Consejo Regulador.

Crianza

Corresponde a vinos al menos en su tercer año que han permanecido un año como mínimo en barrica de roble. En vinos blancos el período mínimo de envejecimiento en barrica es de 6 meses. Estos vinos empiezan a desarrollar aromas derivados de su paso por barrica: aromas especiados y tostados que acompañan a los aromas frutales.

Reserva

Corresponde a vinos muy seleccionados con una crianza mínima entre barrica de roble y botella de tres años, de los cuales uno al menos en barrica. En vinos blancos el período de crianza es de 2 años, de los cuales como mínimo 6 meses en barrica. Se trata de vinos enormemente complejos, con gran diversidad de aromas, entre los que destacan los aromas del roble tostado.

Gran Reserva

Corresponde a vinos de grandes cosechas que han sido criados un mínimo de dos años en barrica de roble y tres años en botella. En vinos blancos el período de crianza es de 4 años, de los cuales 6 meses como mínimo en barrica. Se trata de los vinos legendarios de Rioja: sedosos, con tonos amarronados y teja e increíblemente complejos.


Scroll to top